·"Un pueblo que no bebe su vino tiene un grave problema de identidad" MVM


3/14/2017

CROQUETAS DE MIJO Y ZANAHORIA

El mijo es uno de los cereales que destacan por su aporte de nutrientes como el hierro y el magnesio a la vez que tiene propiedades remineralizantes.
Usar el mijo es muy fácil, pues tiene los mismos usos que el resto de granos integrales. Es una excelente alternativa a la pasta o el arroz. Su sabor, neutro, suave y lleno de matices, recuerda un poco a la mantequilla, por lo que es apropiado para cocinar junto a otros ingredientes de gustos más intensos en una gran variedad de platos.

Al tostar el mijo ligeramente en la sartén se percibe un ligero aroma a nueces. Es sólo un anticipo de las posibilidades que ofrece el grano, entre las que también destacan los panes de textura densa, como los que se hacen en Asia y en el norte de África.

Debido a que el mijo es uno de los cereales más energéticos que existen, es una buena idea incluirlo en el muesli del desayuno o en uno de los platos del mediodía, especialmente durante el invierno. En primavera y verano puede degustarse acompañando refrescantes ensaladas.

En las tiendas de dietética puede adquirirse cualquiera de sus muchas variedades comestibles del mijo. Para utilizarlo en la cocina hay que fijarse en tres tipos de mijo: el blanco, el negro y el dorado, que ofrece el mejor sabor.
Propiedades del mijo
Indicado en caso de anemia ferropénica, calambres musculares y embarazo.
El mijo es uno de los cereales que más hierro y magnesio aportan. Por eso se recomienda en casos de debilidad física o psíquica.
Resulta un excelente remedio para fortalecer la piel, el cabello, las uñas y los dientes.

Información nutricional del mijo (por 60 g); 212 calorías; 41 g de hidratos de carbono; 6 g de proteínas; 2 g de grasa;41 % de la necesidad diaria de hierro y 29 % del magnesio.

El mijo es un cereal con un bajo contenido en vitamina B3 lo que le ha costado una mala fama exagerada, pero no es un problema si la dieta no se basa exclusivamente en este cereal, algo que actualmente no ocurre (en Europa se consumía diariamente antes de que aparecieran el maíz y la patata)
En cambio, su contenido en vitaminas B1, B2 y B9 triplica al de otros cereales, por lo que es muy apropiado para regenerar el sistema nervioso y para las mujeres embarazas o en periodo de lactancia.

Es un cereal muy utilizado en África, sobre todo en forma de pan.

Es muy denso con lo cual va muy bien cocinarlo a partes iguales con la quinoa o el Cous-cous.
Fuente: enbuenasmanos.com


CROQUETAS DE MIJO Y ZANAHORIA

Ingredientes:
1/2 taza de mijo
1 Y 1/2  tazas de agua
1 zanahoria rallada
1/2 cebolla muy picada
1 ajo picado
sal
pimienta
orégano
pan rallado
Preparación:
Poner en un colador grande el mijo y lavarlo bien bajo el agua del grifo, hasta que ésta salga limpia y transparente.
Poner el mijo lavado y escurrido en una olla con el triple de agua y un 1 cucharadita de sal y cocer durante 20 minutos. Debe quedar muy seco. Dejar enfriar y reservar.
FussionCook: menú ARROZ, y dejar reposar tapado unos 5 minutos.

Cortar la cebolla y el ajo y picarlos pequeñitos y rallar la zanahoria. Mezclar todo junto al mijo cocido y las especias. Dejar reposar un rato.

Formar bolitas  o croquetas y rebozarlas por el pan rallado.
Freírlas en abundante aceite caliente, hasta que queden bien doradas por todas partes.
Sacar, escurrir sobre papel absorbente.
Servir acompañados con ensalada.  pan de pita con lechuga y salsa mayonesa.

Notas:
Se puede sustuir las zanahorias por otros ingredientes como espinacas, y piñones, bacalao, huevo duro,...y cambiándoles las hierbas y especias como curry, has el hanout, especias de pinchitos, etc...
También se pueden hacer al horno. Formar las croquetas, rebozarlas y colocarlas en la bandeja sobre papel de horno. Hornearlas a 200ºC, unos 20 minutos, volteándolas a la mitad del horneado para que queden bien doradas por todas partes.
Si no se van a consumir todas, se pueden congelar una vez formadas y crudas, bien separadas entre ellas para que no se peguen unas a otras.